¿Cómo se clasifican los generadores eléctricos?

generador eléctrico, generadores de gasolina, generadores eléctricos precios, venta de generadores eléctricos -

¿Cómo se clasifican los generadores eléctricos?

Para aquellas situaciones en las que es indispensable un suministro continuo de energía, son indispensables los generadores eléctricos. Se trata de equipos diseñados para convertir la energía mecánica en electricidad. Hay diferentes tipos en el mercado, desde aquellos que funcionan con diésel hasta ejemplares de gasolina. Todos ellos son agrupados en una clasificación utilizada dentro de la industria. Si desean conocerla, continúen esta publicación.

El funcionamiento de los generadores eléctricos

El acercamiento a la clasificación de los generadores eléctricos usados para casas, industrias u oficinas requiere un conocimiento general acerca de su funcionamiento. Estos no crean electricidad por sí mismos, sino que usan la energía mecánica proporcionada mediante la combustión para que se muevan las cargas eléctricas en el cableado de sus devanados por medio de un circuito externo. Es la corriente de salida proporcionada por el equipo la que está constituida por el flujo de electrones.

Estos equipos son posibles gracias a los estudios de Michael Faraday, que fue el descubridor del principio de inducción electromagnética. Durante sus investigaciones, se percató que, al mover un conductor eléctrico en un campo magnético, es posible crear un flujo de corriente. El movimiento genera una diferencia de voltaje en ambos extremos del conductor que permite el flujo de las cargas eléctricas, lo que produce una corriente eléctrica. 

El funcionamiento detrás de estos equipos los vuelve tan variados en sus aplicaciones, por ejemplo, son excelente opción para respaldar las necesidades energéticas de viviendas y negocios, para obras de construcción antes de establecer la energía en los edificios, para el accionamiento de motores y transportes, en

¿Cómo se clasifican los generadores?

Los generadores eléctricos son clasificados según el tipo de energía eléctrica que generan, ya sea corriente alterna (CA) o corriente continua (CC). Las características de cada uno son las siguientes:

Generadores de CA

En el caso de los equipos de corriente alterna, su suministro de entrada consiste en energía mecánica, que proporciona un motor de combustión. Con respecto a la energía de salida, es una corriente alterna. Su funcionamiento está basado en el mencionado principio de inducción electromagnética, que menciona que el voltaje o fuerza electromotriz es producido en un conductor con corriente que corta un campo magnético uniforme.

Lo anterior se consigue cuando una bobina conductora gira en un campo magnético o cuando este último tiene un conductor estacionario y girado. Los fabricantes prefieren que se mantenga la bobina estacionaria, ya que es más complicado obtener una corriente alterna inducida de una bobina giratoria.

Si bien estos equipos se diseñan para ser seguros, es importante aplicar medidas de seguridad al manejarlos en el hogar o negocio. Son igualmente conocidos como equipos monofásicos y se limitan a 25 kW. Ofrecen notables ventajas sobre los ejemplares de corriente continua, como:

  • Se diseñan con tamaños más compactos que un generador de CC, lo que permite utilizarlo en hogares o transportarlo en lugares lejanos para alimentar equipos, por ejemplo, drones en sistemas de riego, entre otros.
  • Es posible reducir o aumentar fácilmente la tensión en el circuito de corriente alterna por medio de un transformador.
  • En comparación con los generadores de CC, presentan pérdidas relativamente menores.

Generadores de CC

Al igual que la clasificación anterior, convierten la energía, pero de manera distinta. Según el principio de inducción electromagnética, se produce una fuerza electromotriz cuando el conductor disminuye el flujo magnético. En el momento en que está cerrado el circuito conductor, dicha fuerza tiene la capacidad de causar un flujo de corriente.

Hablemos con más detalle acerca de su funcionamiento. Según el principio mencionado, se sabe que se produce una fuerza electromotriz en un conductor con corriente al colocarlo en un campo magnético variable. De acuerdo a la regla de Fleming, la corriente inducida cambia de dirección cuando el movimiento del conductor cambia de orientación.

Consideren un conductor que rota a la izquierda y se mueve hacia arriba y una armadura que gira en el sentido de las manecillas. Al completar esta última la mitad de la rotación, el conductor cambiará de dirección hacia abajo. Lo que hará que sea alterno el sentido de la corriente en cada armadura. Al usar un conmutador de anillo partido, se invierten las conexiones de los conductores del inducido al invertirse una corriente. De esta manera, los terminales adquieren una corriente en una sola dirección.

Ahora bien, un generador de corriente continua se divide en dos tipos principales:

 

generadores eléctricos

Sistemas excitados por separado

En este caso, una fuente de CC exterior proporciona la energía a las bobinas.

Sistemas auto excitados

Aquí se produce una corriente en el interior del generador, lo que hace que reciban energía las bobinas. A la vez, estos sistemas se dividen en generadores de heridas en serie, de heridas compuestas y heridas en derivación.

Con respecto a sus aplicaciones, varían, por ejemplo, para lámparas, compensación de caídas de voltaje en alimentadores, proporcionar electricidad a albergues, oficinas, escuelas, hospitales, entre otras instalaciones.

Si necesitan generadores eléctricos de marcas reconocidas y de diferentes clasificaciones y tipos, acérquense a los expertos de CGC. Soliciten una cotización o más información a través del número +56 9 6249 0320 o completen nuestro formulario.